Ver mapa más grande

Nos encontramos ante un mapa en el que se refleja la relación entre la tasa de paro y las principales infraestructuras de España. Podemos ver, que es en el litoral mediterráneo y en la zona sur de la península donde mayor Tasa de Paro encontramos.

  • En cuanto a las carreteras nacionales, observamos una menor presencia de dichas infrestructuras en el sur de España, principalmente en Andalucía y Murcia, en cambio, en los lugares donde menor tasa de paro hay, encontramos mayor numero de carreteras (Huesca, Bilbao...), exceptuando Extremadura y el litoral mediterraneo (comunidad valenciana y cataluña).

  • Respecto a las carreteras convencionales y autonómicas, Andalucía cuenta con una escasa cantidad de carreteras autonómicas de primer orden, siendo sus máximos en autonómicas de segundo y en menor medida de primer orden. Murcia, al igual que Andalucía, tiene sus máximos en las de segundo orden. La comunidad valenciana, al contrario que Andalucía y Murcia, tiene un mayor número de autonómicas de primer orden y escasas de segundo y tercer orden. En el resto de España, destaca la presencia de carrteras autnómicas de primer y segundo orden.

  • Las autovías, en España, tienen una gran influencia sobre todo cerca de Madrid, al ser una ciudad que recibe muchos flujos, y de la costa mediterráneo-andaluza. También tiene influencia la zona Norte, y muy pocas autovías en la submeseta norte de España. Y por último en relación con la tasa de paro, las ciudades mejor comunicadas como Madird o Zaragoza tienen menor tasa de paro.

  • En cuanto a las autopistas, la costa del Mediterráneo es donde más autopistas encontramos, al igual que la zona por la que fluye el río Ebro. La tasa de paro en este sector, en Andalucía y Extremadura, es mayor, y además no cuentan con autopistas.

  • Otro factor de que la tasa de paro sea mayor en Castilla La Mancha, Andalucía, Extremadura y la costa Mediterránea puede ser la ocupación del suelo en españa. La capital de España destaca por la gran influencia de superficies artificiales, al igual que las costa mediterránea. En cambio, en el norte de la península, como el País Vasco, Cantabria o Galicia, destacan por la gran zona de vegetación natural y espacios abiertos. Y por último, la zona del sur de la Península, como Andalucía, Murcia y alguna zona mas en el interior como el valle del Ebro, del Duero y del Guadiana, encontramos abundantes zonas agrícolas.