Ver mapa más grande

La productividad es la relación entre el VAB y el número de ocupados. Entendemos por VAB la diferencia resultante de restar al PIB el valor de los medios de producción. Por otro lado, entendemos por CLU la relación entre productividad y número de asalariados o empleo equivalente. Por último, la tasa de paro, representa el porcentaje de desempleados de menos de un año de duración con respecto a la población activa total en tantos por cien.
La tasa de paro en España en 2013, se situaba en torno al 26%, ahora bien, he aquí su reparto territorial por provincias:

  • Los valores máximos se dan en Andalucía y Extremadura, así como las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Entre las posibles causas de esta situación están una cierta relevancia de los sectores agrícola y de la construcción, los mas afectados por la actual crisis económica, en estas provincias, así como una baja especialización en el sector terciario, que no quiere decir el que mas ocupados presenta en cada una de estas provincias. En cuanto a la agricultura, esta no suele ser muy competitiva salvo en Almería, que junto con Murcia está especializa en agricultura intensiva de exportación. En lo que respecta al litoral andaluz, la ponderación de los servicios es mayor debido a la especialización turística de provincias como Málaga. La industria no es muy relevante, y no está tan desarrollada como en las zonas del norte peninsular, donde se observarán unas tasas de paro menores.
  • Por encima de la media pero con unos valores menores que los del apartado anterior nos encontramos con el resto de la mitad sur peninsular y el eje Valencia-Alicante dentro del litoral mediterráneo, así como en el archipiélago Canario.
  • En torno a la media, se sitúan Barcelona y su hinterland y el tercio noroeste. En esta última zona la población está muy envejecida, de manera que hay menor cantidad de mano de obra. Por otro lado hay una mayor especialización industrial (como viene sucediendo en toda la mitad norte peninsular), si bien, antiguas regiones mineras e industriales como León y Asturias se encuentran en declive.
  • Ya por debajo de la media nos encontramos con el resto de la mitad norte peninsular, he aquí algunas de las causas de estas tasas de paro tan bajas en comparación con las regiones anteriores: o Está claro que Madrid es el principal centro de servicios del país, así como es un importante centro turístico y de conexión con otros destinos turísticos nacionales. o En el archipiélago balear se debe también a la especialización en el sector terciario debido al fuerte desarrollo turístico de las Islas Baleares. o El tercio noreste presenta las tasas de paro mas bajas del país debido al fuerte desarrollo industrial en sectores de alta tecnología. Las tasas de paro más bajas del país se dan, de hecho, en Vizcaya y Guipúzcoa, los centros principales del eje industrial del Cantábrico. o Finalmente, zonas como el Sistema Ibérico (Soria, Teruel y Cuenca) y de los Pirineos (Huesca y Lérida) pueden deber esa tasa de paro tan baja a la escasez de mano de obra joven debido al fortísimo envejecimiento. Además, zonas de Huesca y Lérida son importantes centros turísticos y de esquí, que han mantenido también unos bajos niveles de desempleo.

En lo que respecta a la productividad se observa que es mayor en las zonas donde la tasa de paro es menor. Esto se puede deber a que muchas zonas del norte peninsular tiene un menor número de ocupados ( de manera que aunque el valor de los costes de producción no sean muy elevados, el resultado de la productividad es mayor ya que el VAB queda dividido entre un menor número de ocupados), o bien a las fuertes inversiones en tecnología en zonas como el País Vasco o Navarra ( donde la productividad es mayor ya que el VAB también lo es, aunque se divida entre un mayor numero de ocupados como pasa en las provincias vascas). En la misma situación se encuentran la zona central del valle del Ebro con su núcleo en Zaragoza, y Barcelona y su deslocalización dentro del litoral mediterráneo peninsular). Caso curioso, es el de Ceuta y Melilla, donde a pesar de la altísima tasa de paro la productividad es mayor por la simple razón de que también hay muy poca mano de obra. En cuanto al Coste Laboral Unitario, cuanto menor sea, mayor es la productividad, lo que se puede relacionar con una mayor tasa de paro. Esto quiere decir que, donde el Coste Laboral Unitario es mayor que la productividad, es mayor la tasa de paro.

Es evidente, como se puede percibir en el mapa que aquellas provincias en donde el coste laboral unitario es mayor, la productividad es menor y la tasa de paro es mayor. Por el contrario, aquellas provincias donde el coste laboral unitario es menor, la productividad es mayor, y la tasa de paro, menor. Desde 2007 viene disminuyendo el Coste Laboral Unitario, lo que supuso a partir de esta fecha un repunte de la productividad.

Marina Cuevas y Iulen Tazueco