icono_ppi_elgg_2011.jpg

CAUSAS DE LAS IMPORTANTES CIFRAS DE PARO ESPAÑOLAS


Ver mapa más grande, y analizar en ArcGIS Online. Pulsa aquí

tasa_paro_espagna_UE_1996_2013.jpg

CAUSA 1. COSTE LABORAL UNITARIO Y PRODUCTIVIDAD

clu_productividad_espagna_ue_2000_2013.jpg

CAUSA 2. PIB, EMPLEO Y COSTES LABORALES

pib_y_empleo_espagna_eurozona_00_13.jpg

CAUSA 3. LAS EMPRESAS. LA PÉRDIDA DE COMPETITIVIDAD Y LOS INCREMENTOS DE COSTES

PIB_demanda_precios_espagna_ue_00_12.jpg

EN RESUMEN. UN MODELO PRODUCTIVO TÓXICO
pib_formacion_bruta_capital_salarios_beneficios_espagna_ue_00_12.jpg

¿CÓMO SE GENERÓ ESA DEMANDA ADEMÁS DE CON SUBIDAS SALARIALES?
banca_activos_pasivos_espagna_1993_2012.jpg


CAUSA 4. LA BURBUJA INMOBILIARIA

burbuja_inmo_obras.jpg

burbuja_hipotecas_españa.jpg
burbuja_inmo_ocupados_construccion_espagna_05_13.jpg

En Agosto de 2007 empezaron a desencadenarse una serie de acontecimientos que desembocarían en la mayor crisis financiera y económica del mundo desde la posguerra, de la mano de un sector en principio inesperado, las hipotecas.Las autoridades llevaban años afirmando que no existía una “burbuja inmobiliaria”, pero ya desde principios de 2007 algunos medios y expertos venían alertando en EEUU y otros países sobre las hipotecas “subprime” “basura” o de alto riesgo”, en las que el importe era a veces incluso superior al valor del inmueble, otorgadas a clientes de baja solvencia y por tanto con un mayor peligro de impago.

Su origen está en el estallido de otra burbuja “la tecnológica”, también llamada “.com” (2000-01) en el que se produce una huída de capitales de inversión, tanto institucionales como familiares en dirección a los bienes inmuebles. A ello se unió el clima de inestabilidad internacional tras los atentados del “11 S” que obligó a los principales Bancos Centrales a bajar los tipos de interés a niveles inusualmente bajos (créditos baratos) , con objeto de reactivar el consumo y la producción a través del crédito. La combinación de ambos factores dio lugar a la aparición de una gran burbuja inmobiliaria fundamentada en la enorme liquidez. El crecimiento de estos créditos hipotecarios se sustentaba en la idea de precios inmobiliarios en continuo ascenso (el ladrillo nunca baja) que proporcionaban garantía creciente (la vivienda cada vez valía más). Ese mayor valor de la vivienda permitía obtener financiación adicional que se utilizaba, a menudo, para comprar una casa mejor o simplemente para consumo.

En agosto de 2007, ante la subida de las tasas de interés y el consiguiente aumento de morosidad quedó al descubierto la alta exposición de los bancos, fondos de pensión y de inversión a este tipo de hipotecas. La reacción inmediata fue la contracción del crédito, es decir los bancos dejan de prestarse dinero en medio de un clima de enorme desconfianza, lo que obligó a los bancos centrales a intervenir de forma masiva. En EEUU se produce la quiebra de varios bancos. Ya en esas fechas se trasladó a Europa, varios bancos son rescatados por entidades estatales por su exposición a hipotecas basura o falta de liquidez en el mercado. Tuvo que intervenir el Banco Central Europeo para, inyectando dinero, mejorar la liquidez. Las autoridades tuvieron que reconocer que se habían equivocado al negar la “burbuja”, pero que la crisis estaba bajo control. La quiebra del banco de inversiones Lehman Brothers un año después, que desató ya la crisis en todo su esplendor, les volvió a quitar la razón.

En España las causas de la burbuja inmobiliaria son varias, desde la introducción de las deducciones fiscales por adquisición de casas, la liberalización del suelo en 1998, que impulsó la urbanización, el recorte de los tipos de interés por parte del Banco de España con la integración en el euro, del 11% en 1995 al 3,5% entre 2003 y 2005, lo que rebajó los intereses hipotecarios y animó al endeudamiento para poder ser propietario. Las entidades bancarias apenas discriminaban a la hora de dar hipotecas incluso por encima del 100%. El menor coste de la financiación disparó la demanda y la deuda hipotecaria, a lo que la oferta respondió con más viviendas (se llegaron a construir 700.000 inmuebles anuales) y subidas de precios. Poco a poco los especuladores hacían su agosto y la sobrevaloración ganaba terreno.

En nuestro país la burbuja estalló en 2008, arrastrando consigo a la economía y al sistema bancario. El que fue motor del crecimiento económico español durante años ha salido caro. Se construyeron miles de casas que ahora no se pueden pagar y permanecen vacías en stock. Un valor que se creía de futuro y ha llevado a la ruina a miles de familias y empresas.

Marina Cuevas y Iulen Tazueco